Tras quedar devastado por el paso del huracán Iota, el archipiélago de San Andrés, localizado en Colombia, busca reactivar su economía a través del turismo. La isla nunca se había enfrentado a un fenómeno natural tan desastroso como este; con vientos intensos y olas gigantes. Este exuberante paisaje colombiano fue destrozado, sin embargo el turismo es la fuente de empleo y es por ello que para beneficio del archipiélago y de los isleños, es fundamental que las personas escojan a San Andrés como su destino vacacional. De esta forma la reconstrucción de la isla es posible, al igual que la mejora en la calidad de vida de los nativos.

 

El lugar ofrece un amplio ecosistema y una diversidad cultural difícil de encontrar en otros sitios. Su mar, conocido como el mar de siete colores, mezclado con la arena blanca y los atardeceres perfectos son el auténtico paraíso. La isla también cuenta con acuarios, jardines, parques y un sector comercial en el cual puedes encontrar diversos bares, hoteles y restaurantes de comida típica. San Andrés es un lugar en el que nunca te vas a aburrir gracias a sus diversas actividades, paisajes hermosos y playas increíbles. Así que si buscan un destino para relajarte bajo el sol, rodeado de agua cristalina de 7 diversos colores y mucha diversión, escoge el archipiélago de San Andrés. Y toma en cuenta que además de disfrutar, estas aportando a la reconstrucción de la isla que fue de destruida por la fuerte tormenta.